¿Blog gastronómico todoterreno o especializado?

Facebooktwittergoogle_plusmail

¿Un blog gastronómico es una buena forma de difundir tu arte culinario?

El gusto por la cocina para las personas que nos gusta la gastronomía y su entorno, constituye uno de los hobbies más extendidos.

Pero, ¿cualquier propuesta culinaria es válida en el mundo online?

¿Cuántos posts de recetas de carne con tomate existen? ¿Se diferencian sustancialmente unas de otras?

No es que tenga un gusto especial por este plato (que está muy bueno). Pero analicemos algunos aspectos.

Primero, “carne con tomate” arroja 1.500.000 resultados de búsqueda para este concepto.

¿No parece demasiada competencia para un concepto?

Segundo, si nos fijamos en las búsquedas relacionadas, tenemos opciones sobre conceptos que profundizan más sobre el original:

carne con tomate

En tercer lugar, hacemos la búsqueda de uno de estos conceptos relacionados, por ejemplo, “carne con tomate frito de bote”.

El resultado es 283.000 resultados de búsqueda. Muchos menos que el término original.

¿Qué significa esto?

Veamos:

  • El grado de interés varía. Muchas personas están interesadas en esa receta de carne con tomate. De ahí que muchos blogs escriban sobre esta receta.
  • La generalidad o la especificidad influye. Según lo que afinemos en la búsqueda, accedemos a más o menos resultados.

Qué formas puede tener un blog gastronómico

En estos barrios internautas, un blog gastronómico puede tomar diversas formas:

  • Blog de recetas. Dedicado íntegramente a ofrecer elaboraciones de comidas con una serie de ingredientes y una determinada presentación. Su objetivo es difundir las recetas y compartirlas en la red.
  • Blog de un producto concreto y sus derivados. Muestra todas las características, conocimiento y posibilidades de un producto específico. Hay blogs de chocolate, de café, de quesos, etc. Normalmente intentan vender el producto también.
  • Blog de un cocinero profesional. En este caso constituye una web tipo portfolio, donde el cocinero se da a conocer y plasma su conocimiento demostrando lo que sabe hacer.
  • Blog de fotografía o estilismo gastronómico. Estos tipos de blogs están muy de moda y las imágenes son su fuerte. Normalmente, se apoyan mucho en instagram. Ofrecen sus servicios y formación mediante cursos.
  • Blog de recomendaciones y críticas gastronómicas. Ir a restaurantes, dar su opinión y recomendar los mejores platos. Otro tema estrella. Lo complementan con viajes y turismo, así como de catas y maridaje.
  • Blog de marketing gastronómico. Tales como este que estás leyendo, donde te ofrece todas las posibilidades de promocionar y hacer crecer tu blog gastronómico.

También es posible encontrarse combinaciones de estos temas. No hay nada obligado aquí. Todo depende de tu creatividad y tu criterio.

Factores para el éxito de un blog gastronómico

Cuando eliges tener un blog gastronómico, lo primero que tienes que pensar es sobre qué vas a hablar en él y cómo lo vas a enfocar.

Podrías hablar tranquilamente de utensilios de cocina que se usan en repostería o de cuáles son los mejores restaurantes de Andalucía.

¿Cómo lo elijo?

La decisión sobre qué hacer y cómo viene influida por dos puntos importantes:

  • Tus gustos, hobbies, valores o conocimientos.
  • La demanda del tema que eliges en internet.

Una vez analizado este tema, te quedan una serie de aspectos clave para poner en marcha tu blog.

En su conjunto, conformarán tu planteamiento de mejor o peor manera, según cómo los lleves a la práctica.

Veámoslos uno a uno.

Diferenciación

Ser distinto frente a otros es algo imprescindible en el mundo online. En internet hay miles de millones de webs y blogs alojadas y eso son unos cuantos petabytes de información. Si quieres destacar frente al resto, no puedes ser una aguja en un pajar, tienes que ser el pajar.

Tienes que marcar la diferencia. Ofrece contenido diferente en forma, en tono o en información concreta no usada en otro sitio similar.

Si eres capaz de no ser igual que otros blogs, conseguirás ser la fuente principal de tu público.

Conocimiento

Para poder hablar de un tema, hay que conocerlo en profundidad.

Sobre todo, si va unido al aspecto diferenciador.

Esto es lógico, debido a que cuanto más específico eres, menos abarcas en número de temas posibles, pero más afinas en los que tienes que hacerlo.

Te tienes que posicionar como el gran conocedor del tema elegido para que el mayor número de personas que buscan sobre él acudan a tu contenido.

Para poder tener un alto grado de conocimiento, es necesario que te formes y que conozcas a otras personas de temas similares al tuyo.

Te preguntarás: ¿dónde aprendo?

Tendrás que acudir a escuelas de gastronomía, eventos, hacer networking, contactar y seguir a gente por redes sociales, viajar, ir a ferias, maridajes, catas, muestras, premios, etc.

Ir a estos lugares en busca de sabiduría gastronómica, te permitirá mezclarte con personas muy variadas.

Además, estas personas, seguro que se encuentran cada una en un momento distinto de popularidad, con lo que sus experiencias te darán una idea clara.

¿Por dónde empiezo?

A veces no importa tanto el orden sino el simplemente de ir adquiriendo aprendizaje e ir sacándole partido poco a poco.

Grado de influencia

Exponer el conocimiento para que no sea escuchado, no sirve de mucho.

Tu capacidad para provocar acciones y reacciones en tu público depende de tu influencia en internet como marca o como negocio.

En redes sociales, son los influencers, en el resto de ámbitos de los sectores que hay también hay gente que destaca y es lo suficientemente destacable como para ser referentes.

Tus contactos personales pueden contribuir directa o indirectamente a que llegues a más público con tu mensaje. El boca a boca es un arma muy poderosa.

Intercambiar material y conocimiento entre personas de este tipo siempre es un beneficio para ambas partes. Propicia un entorno de colaboración constante que te hace crecer.

Estrategia de contenido

Esta parte es fundamental para un blog gastronómico y para cualquier blog en general.

Elegir los temas sobre los que vas a escribir y que vayan alineados.

Establecer un orden y un hilo conductor en el contenido de toda tu web es vital para que tenga coherencia y conseguir los objetivos que buscas.

Si no eres capaz de planear una estrategia, te recomiendo que eches mano de profesionales que te asesoren. Ellos sabrán el camino a seguir o te ayudarán a descubrirlo.

Es importante que el contenido de tu blog vaya en consonancia con el contenido de tus redes sociales y viceversa. Esto es, mandar un mensaje unificado a tus lectores.

Este aspecto llega a ser relevante para google, que identifica tu sitio web como un sitio que ofrece un tipo de contenido específico y clasifica tu portal según lo que publicas.

Experiencia de usuario

Es el nivel de fricción de un usuario al usar tu sitio web.

A menos fricción, mejor experiencia. Si conseguimos ofrecer una buena experiencia, conseguiremos que el lector vuelva a visitarnos más veces.

En este punto, lo importante es que el usuario perciba la web como amigable, fácilmente entendible y donde los elementos de la página los encuentre a un clic.

Muy bien, pero ¿cómo lo consigo?

Hay varios elementos a tener en cuenta y que contribuyen a una buena experiencia:

  • Diseño web. La apariencia del blog es importante para transmitir al lector tranquilidad, comodidad y orden. Los componentes principales para este cometido son:
    • Metáforas visuales. Son elementos que sustituyen un concepto explicado. Ej. un símbolo de una casita clicable que se refiere a la página de inicio.
    • Etiquetas html. Dotan a la página de las características principales, tales como el nivel de encabezado (H1, H2, H3, etc.), los menús, las listas, etc.
    • Hojas de estilo. Son esenciales en la parte gráfica del sitio web. Embellecen la estructura creada por las etiquetas html y pone efectos visuales a los elementos.
    • Imágenes. Son las culpables de transmitir sentimientos, emociones e historias propias o de otros. Hablan por sí solas. Son imprescindibles dentro de un blog gastronómico.

pintxos vascos

  • Migas de pan. Tu guía de navegación por los portales web. Te indican en todo momento cuál es el camino seguido hasta la página en la que te encuentras y te permite volver hacia una sección más general.
  • Etiquetas y categorías. Estos elementos facilitan la navegación al usuario y la identificación de lugares dentro de un blog. Con literales descriptivos, te dan información de qué hay al otro lado del enlace.
  • Buscador. Constituye otra forma más de navegación. Cuando ni los menús, ni las etiquetas funcionan, son la solución. Lo bueno es la libertad para preguntar por un concepto en un campo de texto libre.
  • Velocidad de carga de página. El que no corre vuela. La optimización de una web es vital para que su carga no se demore en el tiempo. El servidor donde esté alojada, es vital de igual manera.
  • Escritura escaneable. El llamado copywriting es un arma no técnica pero si muy efectiva que todo el que escriba en blogs debe de saber manejar. Hace que tus textos sean legibles.

La manera de tener todos estos elementos optimizados y perfectamente configurados es por medio de conocimientos técnicos orientados a la web.

Hay profesionales que estamos aquí para ayudar en esos temas.

Atracción de tráfico

Un blog gastronómico sin lectores, no vale para nada. Los usuarios son el corazón de los portales web. Sin ellos, no hay público y sin público no hay objetivos que perseguir ni contenidos que mostrar.

La relevancia de un blog se la dan sus seguidores.

¿Cuáles son los medios para atraer tráfico?

Pues bien, los principales son 3:

  • Posicionamiento SEO. Tener el blog optimizado para ciertas palabras clave, aumenta tus posibilidades de ser visible debido a que estarás luchando por los primeros puestos en los resultados de búsqueda. Podrás ser de las primeras opciones del usuario.
  • Publicaciones en redes sociales. Tu tono, tus mensajes y tu perfil atrae a un tipo de seguidores, a los cuales podrás llevar de ahí a tu web debido al interés que muestran por ti.
  • Guest posting o guest blogging. No es más que participar como invitado en un blog aportando contenido y enriqueciendo y fomentando la colaboración entre bloggers. El objetivo es aumentar seguidores de uno y de otro lado.

Si te ha inspirado este artículo para decidir de qué escribir y cómo enfocar tu blog, sólo tienes que compartirlo para que el resto de tu comunidad se entere también.

¡Foodies al poder!

 

Facebooktwittergoogle_plusmail